jueves, septiembre 25, 2008

Visualiz-Arte, de Claudia Arellano Hermosilla

Visualiz-Arte / Claudia Arellano Hermosilla Suralidad Ediciones, 2008 81 pp. Fotografías de Fabiola Narváez
Bilingüe Español-Francés
Reseña de Clemente Riedemann
Se trata de un libro polifónico que abre espacio a un sur existencial, reflexivo y emotivo a la vez, atravesado por la inquietud, el arte y el misterio de la persona mujer. El libro fue presentado en la Galería Bosque Nativo de Puerto Varas, el pasado 27 de agosto y se encuentra disponible en las bibliotecas y librerías regionales.
El violonchelo de Soledad Guarda, la pintura de Katherine Hrdalo, la literatura de Rosabetty Muñoz, Bernardita Hurtado y Roxana Miranda; los vitrales de Mariela Cabrera y la fotografía de Fabiola Narváez, se muestran aquí desde el fondo existencial que produjo el legado artístico que, en conjunto, estas mujeres presentan hoy como expresión de la identidad sureña. “Resulta notable cómo los relatos de estas artistas –señala Sonia Montecino en el prólogo- ponen en escena la centralidad de una memoria genealógica, que las conecta con otras mujeres. El concepto de affidamento es preciso para dar cuenta de este hecho: son siempre mujeres con más experiencia, mayores, mujeres que ocupan un sitio muy claro en el mapa familiar o educativo las que operan como modelos, como ventanas y puertas que se abren a las más jóvenes y las motivan, las seducen, las alientan a superar lo establecido, pero conservando su impronta”. En el libro de Claudia Arellano las materias luminosas y oscuras del sur se entrechocan y hablan en “femenino”. Pero hablan desde allí no para limitar la mirada, sino para extenderla e invitarnos a escuchar la inquietud de sus vidas creativas. “Estos relatos asumen un significado colectivo en la medida que renuevan y re-significan el discurso patriarcal hegemónico que ha signado la historia de las mujeres”, afirma la autora en la introducción de su obra. Más delante la antropóloga señala que “los textos manifiestan que ellas están aquí para impulsar nuevas formas de subjetividad, capaces de intervenir en el “poder” del pensamiento binario (oposición masculino/femenino) y de esta forma configurar identidades relacionales y situacionales más equitativas, no como opuestos, sino como complementarios”. Congruente con todo lo anterior, el libro constituye, además, una experiencia editorial innovadora. A ello contribuyen la idea de la autora respecto del diseño del soporte libro, su acotada introducción y sus reflexiones finales; las fotografías de Fabiola Narváez; la materialización del diseño de Alejandra Meza; la traducción al francés de Carolina Avaria, y el prólogo de Sonia Montecino. Por otra parte, la investigación precedente que dio origen al libro ha sido financiada por Fondart Regional; y el volumen fue impreso en el sur del país. Visualizarte resulta así, un auténtico producto de la suralidad. Una apuesta a la confianza en nuestra gente, su sensibilidad, sus saberes, y su tecnología.